fbpx
loader image

La saga Crepúsculo es una tetralogía de libros escritos por la autora estadounidense Stephenie Meyer,
que ha logrado vender hasta la fecha más de 70 millones de copias en todo el mundo. Su último libro, Amanecer(Breaking Dawn) fue el más vendido de 2008. Y las películas que se están estrenando en los cines desde ese
mismo año están consiguiendo récords en taquilla.
Y ahora uno, que es curioso y habla con conocimiento de causa (sí, me leí los cuatro libros, para entender un poco de que iba todo el
jaleo) va a desgranar en las próximas líneas su opinión acerca de esta obra y de la psicología de sus personajes, desde un punto de visto totalmente amateur. Si hay algún psicólogo que llega a este
post, le agradecería que dejara un comentario opinando sobre el mismo, y poniéndome a caer de un burro por decir barbaridades.
Algunos se quedaron con las ganas de ver un menage a trois en la película.

LOS PROTAGONISTAS DE CREPÚSCULO
Los principales protagonistas de la saga son tres:

  • Bella Swan:
    Adolescente de piel muy blanca y típicas inseguridades de la edad, que en su caso se ven exponenciadas por una torpeza física
    absoluta, un aparentemente nulo intelecto y unos niveles de autoestima alarmantemente bajos. Bella se traslada a Forks para vivir con su padre,
    después de que su madre se vuelva a casar y empiece a viajar por todo el país. El pueblo es deprimente, frío y oscuro. Perfecto
    para ella. Cuando conoce a Edward, se siente irremediablemente atraída por él. La relación con su padre es bastante fría e
    insulsa, de ahí que necesite una figura masculina dominante en su vida, y la encuentra en Edward. Sus hormonas empiezan a desestabilizarle
    y le piden a gritos que se tire al vampiro, por lo que pasa prácticamente toda la saga calentona perdida, deseando meterle mano a Edward
    (en la película esto se aprovechó mucho más).
  • Edward Cullen:
    Vampiro adolescente, eternamente congelado en los 17 años. Es de otra época, por eso se muestra tan caballeroso y solícito con
    Bella, y no permite que haya nada sexual entre ellos hasta que se casan. No ataca a los hombres, solo a los animales, y se alimenta de la
    sangre de estos. Ha aprendido a respetar a los humanos y a intentar ser uno más de ellos en apariencia, de cara a los demás. Se
    siente extremadamente atraído por el olor de Bella, lo cuál demuestra que se mueve por instintos animales a la hora de buscar pareja,
    y no por el platónico deseo de amar a alguien. Su mayor poder es el de brillar en la oscuridad.
  • Jacob Black:
    Hombre-lobo descendiente de la tribu india de los quileutes. Conforme su transformación se hace más patente, se va poniendo más
    y más fuerte, y marcando sus abdominales, biceps y triceps. Se calcula que se pasa unas 8 horas al día en el gimnasio, otras 6
    persiguiendo a Bella como buen pagafantas, y las restantes alimentándose de animales del bosque y durmiendo. Es el único personaje de
    toda la historia que está más caliente que Bella, pero este de forma literal. Por mucho que intenta cortejarla, ella solo le ve como
    su paño de lágrimas, su amigo especial, su mecánico particular y su guardaespaldas. Al final se descubre que es un pederasta

¿PORQUÉ TIENE TANTO ÉXITO CREPÚSCULO?
Veamos. El éxito de un libro, actualmente, se reconoce por vender millones de copias, algo que Crepúsculo ha cumplido
con creces. Para vender millones de copias, podemos hacer dos cosas: intentar escribir una obra genial, de buena literatura, con grandes
reflexionas filosóficas y desarrollo psicológico y emocional de los personajes, o buscar un buen nicho de mercado y ensañarnos a
clichés con un libro que avive sus más bajos instintos. El nicho de mercado principal de Crepúsculo son las adolescente, digamos, de entre 13-18 años. También hemos de contar adolescentes tardías, hombres sensiblones,
madres amargadas que buscan sentirse jóvenes de nuevo y demás lectores descuidados. El público adolescente es una potencial mina de oro, pues consumen todo lo que les gusta, y es fácil hacer que algo les guste. Se guían por modas vacías y opiniones aparecidas en las revistas que suelen leer, los programas que suelen escuchar o directamente, lo que
su entorno de amistades les dice. El mercado perfecto. Ahora solo hay que lanzar el anzuelo.
El argumento de la saga es tremendamente sencillo y trillado:

una chica aparentemente normal y vulnerable se encuentra enmedio de un triángulo amoroso con dos machos alfa, que además, tienen
poderes sobrenaturales.

¿Que niña/adolescente/mujer/Boris Izaguirre no ha deseado alguna vez poder decidir entre dos galantes y apuestos pretendientes,
llevándose su tiempo en elegir mientras juega con ambos?. Ese es el verdadero gancho de toda esta saga. Las chicas se sienten identificadas con Bella, son inseguras, están hasta arriba de hormonas y quieren que un tío guapo, o mejor
dos, las corteje caballerosamente pero luego le meta caña. Y de fondo, el mundo del vampirismo, siempre tan sexual y tan
llamativo.

El ceño fruncido, el labio inferior ligeramente separado y la mirada de deseo infinito, características principales del rostro de
Bella.

Lo único que Meyer tuvo que hacer es escribir una historia relativamente compleja sobre este eje, acercando en unos momentos a Bella al vampiro, y en otros al hombre-lobo, mostrando el deseo imparable de la muchacha, y
dotándola de algo de acción en la que, además, la chica siempre es el objetivo de ambos bandos (unos la protegen, otros se las
quieren comer). Bella se convierte en el centro de atención de todo el que la rodea. ¿A quién no le gusta eso?.
Crepúsculo es una de las mayores muestras de lo que se ha venido en denominar pornografía femenina. La pornografía
femenina difiere de la masculina en que no es tan explícita, todos los conceptos de sumisión, coito, deseo y demás
están camuflados en gestos, momentos y actitudes de los personajes. En estos relatos, la chica es la protagonista, y todos se pelean por ella
y satisfacen sus necesidades, tanto sentimentales como biológicas. Las mujeres acuden a este tipo de relatos para satisfacer
esas mismas necesidades, quieren creer que eso mismo les puede pasar a ellas, y fantasean con dicha posibilidad. Evidentemente, la pornografía
femenina, al ser más subterfugía y menos descarada, esta mejor vista en la sociedad actual.
RESUMEN:
Crespúsculo es la saga pornográfica para tías más exitosa de los últimos tiempos.
PD:
En este genial vídeo del filósofo y pensador uruguayo conocido como El Bananero se da buena cuenta de esta
hipótesis psicológica acerca de Crepúsculo. Disfruten.
[youtube=http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=qMDAw2ak9Gc]

Eduardo Montoro
Autor: Eduardo Montoro

Mi nombre es Eduardo Montoro, soy del 68, estoy casado con Graciela y tengo un hijo, Juan Manuel.
Tengo un largo recorrido académico, definido por un amigo como el viaje de Frodo, no porque sea como Frodo, sino por las peripecias que tuve que pasar, algunas en Italia otras en Argentina. En ese viaje obtuve varios reconocimientos académicos:
• Licenciado en Psicologia, Universidad Católica de Cuyo.
• Master en Psicología de Counselling, Università Europea di Roma
• Profesor de Psicología, Universidad de Mendoza
• Licenciado en Filosofía Sistemática con orientación Lexicográfica, Pontificia Università Gregoriana
• Licenciado en Filosofía del Derecho, Universidad Católica de Cuyo
• Y cuatro años de Teología, no acreditados oficialmente en ninguna universidad, pero que equivalen a una licencia.
Actualmente resido en San Juan, Argentina y mi hobby es salir a andar en moto en duro por los cerros sanjuaninos.
Pero lo que más me apasiona es ver crecer a las personas, superarse, en las más difíciles e inimaginables circunstancias.

Tours in mendoza
X

¿Desde dónde
nos escribes?

Tours in mendoza USA
Reservar cita GolpeDigital