fbpx
loader image

 

SEMIOLOGÍA GENERAL
Desde un punto de vista histórico, aparecen dos postu­ras diametralmente opuestas en cuanto al curso y diagnós­tico de la enfermedad. Por un lado, una serie de autores pensaba que la cronología sucesiva de los síntomas, que cul­minaba en un estadio demencial, era condición indispensa­ble para establecer un correcto diagnóstico y por otro, autores como Bleuler, Schneider y otros opinaban que la presen­cia en un momento dado de los síntomas específicos era suficiente para la certeza diagnóstica. De estas dos-actitu­des se puede concluir que la esquizofrenia es muy polimorfa, tanto por sus formas clínicas como por la aparición de los síntomas en el transcurso del proceso morboso. Sirva todo ello como introducción a una semiología general que intentará abarcar todos los signos y síntomas que se asocian con la esquizofrenia, pero que en modo alguno definen un perfil medio de ésta.
Gráficamente podríamos considerar a la esquizofrenia como un dragón con tres cabezas diferenciadas:

  • la primera de ellas se caracterizaría por los síntomas positivos, y destaca  las alucinaciones, delirios, conductas inapropiadas, ideas refe­renciales, etc.
  • Por otro lado, encontraríamos los síntomas ne­gativos, como son la apatía, la abulia, el afecto embotado o el bloqueo del pensamiento que también presentan los pacien­tes.
  • La enfermedad también presenta una tercera característi­ca distintiva, que son los déficits cognitivos caracterizados por problemas atencionales, de memoria, dé las funciones ejecu­tivas, capacidades de planificación, formación de conceptos, etcétera.

Todos estos aspectos de la enfermedad hacen que sea de pronóstico grave y se produzca una gran incapacidad des­de un-punto de vista psicosocial.
.           _
SÍNTOMAS POSITIVOS
 
Se denominan positivos por ser los síntomas productivos de la enfermedad, de forma que surgen por un malfuncionamiento del cerebro que conducea la aparición de elementos
que no se presentan habitualmente. Suelen ser los más llamativos; entre ellos se incluyen los trastornos del pensamiento trastornos de la sensopercepción y los trastornos psicomotores. Se considera que su presencia se debería a un aumento dé la actividad dopaminérgica de vía mesolímbica.
 
Trastornos del pensamiento
Los trastornos del pensamiento tienen en este libro un ca­pítulo específico, de forma que en este apartado sólo mencio­naremos las alteraciones presentes en la esquizofrenia. Pueden diferenciarse tres tipos de alteraciones:

  • Alteración del curso. Puede ser dividida a su vez según alteraciones de la forma o de la fluidez.
    • La formase refiere a la coherencia y organización del pen­samiento. Se diferencian
      • el pensamiento circunstancial, en el’ que existe un gran número de detalles y prolijidad, pero sin perder la idea central;
      • el pensamiento tangencia’, que es simi­lar al anterior, pero perdiendo la idea central;
      •  la alogia, en la que existe un empobrecimiento del pensamiento, expre­sado mediante un lenguaje vacío de contenido;
      • la disgrega­ción, en la que el lenguaje es gramaticalmente correcto pero las asociaciones son inconexas, lo que da un resultado incom­prensible,
      • y el grado máximo es la incoherencia, en la que hay una falta de conexión entre las palabras de la frase.
    • La fluidezse refiere a la velocidad del pensamiento, de forma que éste puede presentar una aceleración y en
      • grado má­ximo una fuga de ideas, donde hay una gran aceleración del pensamiento, así como una asociación continua entre unas ideas y otras, de forma que el paciente cambia constantemen­te de temática.
      • En el otro extremo existen la inhibición y el bloqueo del pensamiento, que puede deberse a una percep­ción alucinatoria o a una Idea parásita a las que el paciente atiende, interrumpiendo con ello la conversación que estaba manteniendo.
      • El bloqueo más o menos continuado puede aparecer tanto en una intensa inhibición como en la forma catatónica; en el primer caso respondería a una cierta vacui­dad mental y en el segundo a un cuadro alucinatorio-deliran­te tan intenso que impide el contacto con el mundo exterior.
  • Alteración del contenido. La alteración más caracterís­tica de la esquizofrenia es la idea delirante.Ésta se define como una creencia falsa derivada de una interpretación incorrecta de la realidad, que no está producida por una alteración de la capacidad intelectual del individuo y que tampoco se deriva de las creencias culturales del sujeto. Existen diferentes tipos de delirios:
    • de perjuicio y persecución (suelen ser las más frecuentes),
    • de referencia,
    • místico o religioso, mágico,..
    • megalomaníaco o de grandeza,
    • celotípico,
    • control,
    • ruina,
    • nihilista (síndrome de Cotard)
    • hipocondríaco (aunque estos últimos suelen ser más típicos de las depresiones psicóticas).
  • Alteración de la vivencia.
    • Fenómenos de divulgación (el paciente tiene la sensación que sus pensamientos son conoci­dos por otros sin necesidad de ser expresados),
    • eco o sonorización (el paciente oye sus pensamientos en voz alta, deben ser distinguidos de las alucinaciones audioverbales),
    • robo (ar­guien sustrae sus pensamientos),
    • inserción (los pensamientos no son vividos como propios, sino impuestos por terceras personas) y
    •  lectura (el paciente u otras personas pueden conocer los pensamientos de los demás mediante la capacidad de leer el pensamiento [telepatía]).
  • Trastornos de la sensopercepción Al igual que en el apartado anterior, también en este libro existe LII1 capítulo específico sobre esta temática, de forma que nos ceñiremos a comentar los diferentes subtipos de alucina­ciones.
    • Alucinaciones auditivas. Son las alucinaciones más fre­cuentes y pueden ser verbales o no verbales.
      • -Las verbalesson descritas por los pacientes en forma de vo­ces que critican o amenazan;
        • si ordenan determinados actos se denominan imperativas y en ocasiones el paciente puede dialogar con ellas, dando lugar a los soliloquios (se observa -Cómo el paciente habla solo). En la exploración clínica, el enfermo habla de que provienen del interior de su cabeza o por lo menos las diferencia claramente de la voz del explora­dor.
        • Pseudo alucinaciones: Si se refiere a voces provenientes de la sala contigua o de distancias muy superiores, además de tener, en parte, el matiz de oírlas dentro de su cabeza, no gozan de las características de claridad, nitidez y pertenencia absoluta al espacio anterior.
        •  No siempre son vividas de forma desagradable, ya que en los delirios místico-religiosos, en los de temática sexual o en los megalomaníacos se producen alucinaciones en las que abundan los contenidos proféticos o de grandeza, que reafir­man la temática delirante y son vividos de forma agradable.
      • Las no verbales se refieren a ruidos inespecíficos, murmu­llos ininteligibles, campanas, puertas, etc., y se denominan acoasmas.
    • Alucinaciones visuales. Son poco frecuentes en la es­quizofrenia, de forma que su presencia hace más indicado un correcto diagnóstico diferencial con psicosis de origen exógeno.
    • Alucinaciones olfativas y cenestésicas. Rara vez están presentes en la esquizofrenia, pero cuando existen suelen te­ner una clara relación con la temática delirante.
    • Otras alucinaciones. Gustativas, cinestésicas (percepción de que alguna parte del cuerpo o todo entero se mueve, sin que sea real) y autoscópicas (el enfermo ve su cuerpo como si lo observara desde el exterior). Todas ellas poco frecuentes en la esquizofrenia.
  • Fenómenos de desrealización y despersonalización.
  • Trastornos psicomotores
    • En un subtipo específico de esquizofrenia predominan este tipo de alteraciones: la esquizofrenia catatónica, en la que el síntoma fundamental sería
    • el estupor, entendido como la dis­minución o la falta de contacto con el mundo exterior, pero que
    • no implica la falta de alteraciones del pensamiento o la sensopercepción, de forma que en ocasiones el paciente es ca­paz de expresar ideas delirantes y alucinaciones muy intensas y ricas en contenido, alternando con
    • episodios de agitación psicomotriz, que aparecen y desaparecen de forma brusca.
    • Otra característica es la flexibilidad cérea, en la que el enfermo mantiene una postura de forma           Maleable, de forma que se le puede colocar en una postura extraña e incluso an­tigravitatoria: pudiendo mantenerse en ellas durante horas. La denominada «almohada psíquica» aparece al retirarle el plano de sustentación de la cabeza y observar que no cae ha­cia atrás, sino que se mantiene como si estuviera reposando.
    • Otros trastornos son ecopraxia, las estereotipias o los manierismos, más típicos de las formas crónicas o residuales.
    • Existen algunas alteraciones de la psicomotricidad que es­tán íntimamente relacionadas con el tratamiento neurolépti­co, como son el temblor, la acatisia, la distonía, el parkinso­nismo y la discinesia.

 

  • Trastornos del lenguaje De nuevo, haremos especial incidencia sólo en aquellas al­teraciones que suelen aparecer en el trastorno esquizofrénico, ya que existe un capítulo específico para tratar este tema.De todos los trastornos del lenguaje, los más frecuentes son los que hacen referencia al significado de las palabras. Estos pacientes tienden a dar
    • nuevos significados a palabras ya exis­tentes (paralogismos)
    • o pueden crear nuevos vocablos (neolo­gismos);
    • también pueden presentar una alteración grave del pensamiento que se traduzca en un lenguaje incoherente o disgregado
    • o un empobrecimiento tal que el discurso sea par­co en palabras llegando en ocasiones al mutismo total.
    • Otras veces se pueden realizar respuestas absurdas o extravagantes (pararespuestas)
    • o ideas repetitivas continuadas (perseverancia).

 
SÍNTOMAS NEGATIVOS
Se denominan negativos por ser los síntomas defectuales de la enfermedad, expresando una ausencia de elementos normales del funcionamiento cerebral. Suelen ser menos llamati­vos que los anteriores, pero igual de incapacitantes e imposibilitantes cuando nos referimos al pronóstico de la esquizofrenia y de peor resolución con el tratamiento farmacológico. Se ha planteado la hipótesis que una de sus causas podría ser un dé­ficit de dopamina en la vía dopaminérgica  mesocortical.

  • Nos referimos al aplanamiento afectivo,
  • la anhedonia (que es la falta de capacidad para sentir placer),
  • la frialdad emocio­nal,
  • la apatía,
  • la abulia y
  • la alogia (pobreza del contenido del lenguaje que traduce d empobrecimiento del contenido del lenguaje). Se pone de manifiesto la pérdida de voluntad para realizar tareas, un aumento de las horas de sueño perdida de activación a primeras horas de la mañana, etc._,

 
SÍNTOMAS NEUROPSICOLÓGICOS
 
La tercera de las caras de la enfermedad es la disfunción de tipo cognitivo que presentan estos pacientes, el deterioro o de­fecto psicótico, menos espectacular pero mucho más devasta­dor para el paciente, siendo éste uno de los campos más inte­resantes de la actualidad científica, ya que se identifican como anteriores al desarrollo y diagnóstico de la enfermedad y pre­sentándose también en los familiares de primer grado de suje­tos con esquizofrenia que no han desarrollado la enfermedad.
Los déficits neuropsicológicos son considerados como una expresión clara de un mal funcionamiento cerebral e inclusive se han relacionado con una disfunción metabólica de los lóbulos frontales (circuito frontosubcortical dorsolaseral), con los endofenotipos específicos que precederín al desarrollo de la enfermedad o con el grado de adaptación psicosocial que presentan los pacientes.
Como aspectos a comentar se sabe que en la esquizofrenia los pacientes tienen una limitación general de la capacidad atencional; con una disponibilidad mermada para responder a estímulos relevantes durante un período de tiempo prolongado. También presentan problemas de memoria teniendo la memoria semántica más deficitaria que la memoria episódica, que se encuentra preservada.
Otra de las funciones cognitivas que se encuentra afectada es la fluidez verbal y la velocidad de procesamiento de la in­formación. Finalmente, también se encuentran alteradas las funciones ejecutivas, con problemas a la hora de realizar tareas orientadas a metas, reconocimiento de patrones de prioridad, planificación, etc.

Eduardo Montoro
Autor: Eduardo Montoro

Mi nombre es Eduardo Montoro, soy del 68, estoy casado con Graciela y tengo un hijo, Juan Manuel.
Tengo un largo recorrido académico, definido por un amigo como el viaje de Frodo, no porque sea como Frodo, sino por las peripecias que tuve que pasar, algunas en Italia otras en Argentina. En ese viaje obtuve varios reconocimientos académicos:
• Licenciado en Psicologia, Universidad Católica de Cuyo.
• Master en Psicología de Counselling, Università Europea di Roma
• Profesor de Psicología, Universidad de Mendoza
• Licenciado en Filosofía Sistemática con orientación Lexicográfica, Pontificia Università Gregoriana
• Licenciado en Filosofía del Derecho, Universidad Católica de Cuyo
• Y cuatro años de Teología, no acreditados oficialmente en ninguna universidad, pero que equivalen a una licencia.
Actualmente resido en San Juan, Argentina y mi hobby es salir a andar en moto en duro por los cerros sanjuaninos.
Pero lo que más me apasiona es ver crecer a las personas, superarse, en las más difíciles e inimaginables circunstancias.

Tours in mendoza
X

¿Desde dónde
nos escribes?

Tours in mendoza USA
Reservar cita GolpeDigital