fbpx
loader image

Tanto unos términos como otros son excesivamente res­trictivos y no captan más que una parte del problema depre­sivo. De una forma estricta, los términos psicótico y neuróti­co están referidos a la presencia o ausencia de un trastorno grave con ideas delirantes y alucinaciones, y falta de contacto con la realidad o personalidad neurótica, en tanto que endó­geno y reactivo apuntan hacia la presencia o ausencia de fac­tores precipitantes. Pero ni el adjetivo psicótico-neurótico ni el endógeno-reactivo delimitan unos tipos definidos de de­presión, ya que cierto número de estos trastornos no pueden ubicarse en la categoría psicótica o neurótica estrictamente.

Corno muestra de las dificultades planteadas, recogemos las diferentes utilizaciones semánticas del término endógeno: origen interno, hereditario y desconocido, una dimensión psicótica, un complejo sintomatológico determinado y una fase depresiva de la psicosis maníaco-depresiva.

Sin entrar en la cuestión de si ambos tipos de depresión forman dos categorías separadas de trastornos (como defien­de la escuela de Newcastle) o si son dos polos de un conti­nuo (como sustenta Kendell), lo cierto es que

  • en la clínica se observan, desde una panorámica general, dos síndromes de­presivos.
    •  Uno, denominado endógeno, que se solapa total­mente con lo que actualmente se denomina melancolía y se caracteriza en general por: personalidad premórbida adecua­da, ausencia en general de factores psicogenéticos desencade­nantes, tristeza profunda y persistente, despertar precoz, pér­dida de peso, variaciones diurnas y estacionales del humor (mejorías Por las tardes y recaídas en primavera y otoño), fa­ses depresivas anteriores, inhibición psicomotriz e ideas deliroides de ruina, de culpa e hipocondríacas, anomalías bioló­gicas (disminución de la conductancia, mayor número de no supresores en el TSD, disminución de la respuesta de ACTH a la estimulación GRF, más anomalías polisomnográficas, aplanamiento de la respuesta de GH a la clonidina y ma­yor afectación de la 13m0 en los receptores de imipramina y 5-HT), un curso físico y pronóstico favorable, con respues­ta satisfactoria a las terapéuticas biológicas (psicofármacos an­tidepresivos, electrochoques) y nula respuesta al placebo (Par­ker y Hadzi-Pavlovic, 1996; Vallejo, 1999a).
    • El otro síndrome depresivo, denominado neurótico, situacional, reactivo o psicógeno según los autores, está caracterizado por: rasgos neuróticos de personalidad, psicogénesis del cuadro, ansiedad, agravación de los síntomas por la tarde, variaciones anárquicas que pueden oscilar de tus día a otro, curso prolonga­do no estacional y pronóstico más desfavorable, con respuesta más pobre que las depresiones endógenas a las terapéuticas an­tidepresivas habituales y mucho más sensible a la psicoterapia.

En términos generales puede mantenerse esta distinción (tabla 32-3), aunque determinados aspectos, como la supues­ta personalidad sana y la ausencia de desencadenantes en las depresiones endógenas, están todavía sujetos a discusión. De cualquier forma, parece que la depresión endógena está cons­tituida por un grupo de síntomas y hechos bastante constan­tes que le confieren un carácter categorial, mientras que el res­to de depresiones forman un grupo mucho más heterogéneo clínica y etiopatogénicamente.

Eduardo Montoro
Autor: Eduardo Montoro

Mi nombre es Eduardo Montoro, soy del 68, estoy casado con Graciela y tengo un hijo, Juan Manuel.
Tengo un largo recorrido académico, definido por un amigo como el viaje de Frodo, no porque sea como Frodo, sino por las peripecias que tuve que pasar, algunas en Italia otras en Argentina. En ese viaje obtuve varios reconocimientos académicos:
• Licenciado en Psicologia, Universidad Católica de Cuyo.
• Master en Psicología de Counselling, Università Europea di Roma
• Profesor de Psicología, Universidad de Mendoza
• Licenciado en Filosofía Sistemática con orientación Lexicográfica, Pontificia Università Gregoriana
• Licenciado en Filosofía del Derecho, Universidad Católica de Cuyo
• Y cuatro años de Teología, no acreditados oficialmente en ninguna universidad, pero que equivalen a una licencia.
Actualmente resido en San Juan, Argentina y mi hobby es salir a andar en moto en duro por los cerros sanjuaninos.
Pero lo que más me apasiona es ver crecer a las personas, superarse, en las más difíciles e inimaginables circunstancias.

Tours in mendoza
X

¿Desde dónde
nos escribes?

Tours in mendoza USA
Reservar cita GolpeDigital