fbpx

PARAFRENIAS
Se habían denominado delirios fantásticos delirios de imaginación debido a la extraordinaria riqueza productiva delirante-alucina­toria. En las clasificaciones vigentes, la para­frenia queda incluida en el grupo global de trastorno delirante.
Aparecen entre los 35 y los 40 años de edad y es frecuente hallar antecedentes psicopato­lógicos en los progenitores. La irrupción de los síntomas suele ser progresiva en el curso de meses o incluso años. La construcción de­lirante se caracteriza por una ausencia_ de sistematización y temores variados y en cons­tante cambio; los contenidos parecen absor­bidos por construcciones mágicas y paralógi­cas, como fábulas fantásticas, cuyos temas van desde filiación y metamorfosis a transfor­mación cósmica. A menudo se amplifica todo por megalomanías vehementes.
Se considera que las producciones deliran­tes cuentan con una base imaginativa fabula­toria, a diferencia de las psicosis alucinatorias crónicas que partían de las alucinaciones. Este aparatoso cortejo sintomático parece coexistir con la adaptación objetiva del sujeto a su entorno.
Existen dos formas evolutivas básicas:

  • sistemática, que
    • sigue un curso limitante
    • y en la que se reduce la amplitud y posibilidades fabulatorias e imaginativas,
    • y queda organi­zado un sistema delirante cada vez más fijo,
  • y 2) expansiva, en la que la producción patoló­gica se reduce y luego se reagudiza, aunque cada vez de forma más espaciada. En estas re­crudescencias hay una apariencia maniforme. El pronóstico, aunque grave, es mejor que en la precedente.
  • Cabría añadir otra forma evo­lutiva, llamada disociación, en la que la per­sonalidad aparece afectada por la disociación, y por este motivo se acerca más a la esquizo­frenia. Los autores que aceptan la psicosis alucinatoria crónica consideran rara y escasa la incidencia de parafrenia, mientras que los que no incluyen aquélla en su esquema taxo­nómico encuentran más parafrenias.

 
La terapéutica en estos casos es todavía menos eficaz que en las psicosis alucinatorias crónicas. Sin embargo, los neurolépticos permiten reducir el perímetro del delirio. Se pre­coniza mantener un control con estos fárma­cos a dosis reducidas, no para eliminar el delirio, sino para prevenir las reagudizaciones que podrían dificultar una adaptación peno­samente conseguida.
Existe un subtipo denominado parafrenia tardía (Martin Roth), que se refiere a trastor­nos paranoides que surgen en la vejez con sin­tomatología delirante y alucinatoria. A menu­do, los temas son de tipo persecutorio e invo­lucran aspectos domésticos, posesiones per­sonales, dignidad y virtud sexual, y rara vez son grandiosos, religiosos o de identidad. Es un trastorno raro que afecta el 10 % de los in­gresos de pacientes mayores de 60 años y surge mucho más a menudo en mujeres con frecuencia solteras. Casi la mitad padecen sordera, y la personalidad ofrece casi siempre rasgos paranoides y esquizoides. En los fami­liares de primer grado hay un notable porcen­taje de enfermos esquizofrénicos. El pronósti­co antiguamente negativo ha mejorado de forma sustancial con el advenimiento de la psicofarmacoterapia. En la actualidad, en un tercio de los pacientes tratados remiten las manifestaciones por completo, y otro tercio presenta una sintomatología atenuada osci­lante. El resto no responde a la medicación. Se preconiza utilizar tioridacina, a dosis com­prendidas entre 50 y 300 mg, o trifluoperaci­na, a dosis comprendidas entre 10 y 30 mg. En los últimos años, la literatura anglosajona ha vuelto a considerar este trastorno con es­pecial atención a sus aspectos orgánicos (Hymas, Nauib y Levy, 1989) y nosológicos (Howard y Levy, 1997).
 

Chat with us!

Tours in mendoza
Tours in mendoza España Tours in mendoza USA X
Tours in mendoza España Tours in mendoza USA X
Reservar cita