fbpx

Ya hemos dicho infinidad de veces que una condición esencial para una conducta sana es tener una percepción de la realidad sana. Esto no solamente en el plano teórico de aquello que debe ser hecho, que es importantísimo, sino en el plano práctico, es decir encarando la acción como una relación de dos términos: quien va a ejecutar la obra y que va a hacer. No puede haber conducta sana, sin un sano conocimiento de estos dos términos: el quien y el que. Dejando claro que evidentemente el quien es el yo, y conocer el quien es conocer el yo. Esto es de una importancia radical ya que en cierta manera  el “que” es más fácil de conocer y de enseñar, y hasta la misma sociedad, de algún modo, ya tiene establecido los modos en los que se deben realizar los distintos “que”. Es por eso que las dificultades más difíciles de solucionar provienen invariablemente de un incorrecto conocimiento de sí mismo. Es justamente por esa necesidad insalvable de que el “quien” o sea el yo sea adecuadamente conocido que todo hombre tiene una necesidad de tener una imagen de sí lo más próxima y ajustada a la realidad que le sea posible, lo que en otras palabras significa un conocimiento humilde de sí mismo. El punto de partida del trabajo terapéutico debe estar orientado a generar esa imagen adecuada de sí mismo, condición sine qua non de la salud mental. Por eso comenzaremos por describir los medios que ayuden a generar una imagen de sí firme, segura en razón de un profundo y humilde realismo.

Chat with us!

Tours in mendoza
Tours in mendoza España Tours in mendoza USA X
Tours in mendoza España Tours in mendoza USA X
Reservar cita