fbpx

e

e

¿No hemos cortado, nosotros mismos, en alguna medida, la rama que nos sostenía de ser protagonistas absolutos de nuestro destino?

e

e

Si bien, obviamente, no soy un orientalista, una vez escuché una frase de Confusio que encontré muy profunda. La cito -y por ello mismo la deformo- de memoria: «Si te encuentras con alguien bueno, imítalo, si te encuentras con alguien malo, haz un profundo examen de conciencia». Me parece buena e imitable la actitud de Wanderer de dar por cerrado el tema, no quiere decir que algo no vaya a salir en nuestros blogs, pero basta, ya toda esta porquería me asfixia. Nunca fue la intención de este blog ocuparse de noticias, sino de la última novedad, «EL HOMBRE» y su infinita, arcana, inenarrable (intrínsecamente imposible de toda narración) capacidad participada de crear… y de crear novedades… que llamamos libertad -obviamente, si sintoniza con la Novedad Absoluta, si no: nihil novum sub solem, lo torpe siempre es noticia vieja. Por otro lado, hagamos un profundo examen de conciencia, ahora que las etiquetas caen, y los superbuenos no son tan buenos como se autodefinían, y los supermalos no somos tan malos como nos querían hacer creer -en la misma autodefinición de los superbuenos. Y digo hagamos un profundo examen de conciencia. Ya es cosa sabida, pero hay que repetirla una vez más, la red de la historia humana es un sistema, un sistema íntimamente interconectado como una alfombra persa, no se tira de un hilo sin que se deforme todo el dibujo. Ya es cosa sabida, pero hay que repetirla, la reforma no hubiera sido posible sin los defectos de la misma Iglesia tridentina de la contrarreforma. El cisma de oriente no habría existido, ni siquiera hubiese sido posible, sin la estupidez mental, humana y diplomática de la Iglesia de occidente. El Concilio Vaticano II no hubiese sido ni siquiera necesario sin el rígido, estúpido, farisaico, retrógrado, fosilizado -y dos millones de epítetos más- modo de ser y de pensar la realidad del conservadurismo ortodoxo de entonces. Hagamos el examen de conciencia entonces, ¿de dónde salieron los Maciel, los Buela, los Fundadores megalómanos propagadores de la propia imagen (y si me apuran un poco meto el santo contemporáneo aquí también, pero no, no quiero, démosle el beneficio de la duda a la Iglesia y sus mecanismos)?, ¿no fue de nuestras filas?, ¿no fue fácil y cómodo dejarles a ellos la responsabilidad de redimir el mundo y renovar la Iglesia?, ¿no hemos sido demasiado latinos, demasiado paternalistas y mesiánicos, buscadores del gobernante, el superior, el fundador, el líder que sea carismático, infalible, que restaure nuestra fe… y que nos saque de encima el pesadísimo fardo  de ser adultos, de asumir nuestras responsabilidades, de obrar en primera persona, de no escondernos detrás del líder, de osar pensar (como decía Kant)? Cada pueblo tiene el gobernante que se merece, dice la ya gastada máxima. O, simplemente, como les digo a mis pacientes, usted tiene las relaciones que ha creado, y porque ha sido usted el creador, se las merece. ¿Y nosotros?¿No hemos cortado, nosotros mismos, en alguna medida, la rama que nos sostenía de ser protagonistas absolutos de nuestro destino?¿Vamos a tener la soberbia idiota de no admitir que tenemos los fundadores que nos merecemos?


Chat with us!

Tours in mendoza
Tours in mendoza España Tours in mendoza USA X
Tours in mendoza España Tours in mendoza USA X
Reservar cita